Lamego

Lamego

Información

Lamego es uno de los más importantes centros urbanos de la región portuguesa del Duero. Mucho antes de la fundación de la nación portuguesa, las tierras de Lamego ya estaban pobladas y constituían una zona de paso importante de flujos e  intercambios comerciales.

Fue aquí, en la iglesia de Almacave, una de las mayores joyas arquitectónicas de municipio, donde D. Alfonso Henriques reunió las Primeras Cortes, dando lugar a Portugal como nación independiente. De estas tierras nacen las manzanas y las cerezas más sabrosas y las aceitunas con las que se hace aceite de una calidad reconocida en todo el país. Pero, son los viñedos los que dominan el paisaje y fue el vino el principal sustento de la población durante siglos.

La arquitectura religiosa tiene en Lamego una expresión singular, además de ser una de las más antiguas diócesis del país. La iglesia de S. Pedro de Balsemão, clasificada como Monumento Nacional, es el segundo templo más antiguo de la Península Ibérica. Hay quien dice que fue construida durante el dominio de los visigodos, pero también quien defiende que se remonta al siglo X.

La catedral de Lamego es anterior a la fundación de la nación portuguesa, pero el edificio, tal y como se conoce hoy, es fruto de una construcción posterior, en el siglo XII. Las diversas reconstrucciones y ampliaciones le confirieron una variedad de estilos, que se combinan y dan resultado a uno de los monumentos más bellos de la región. Más que un espacio secular de oración, la catedral de Lamego es un verdadero museo donde se guardan ejemplares únicos del arte de diversas épocas. Destacan las bóvedas de las tres naves del interior, que fueron pintadas por el maestro italiano Nicolau Nasoni, con escenas del Antiguo Testamento. Se cree que es la única obra de este artista en Portugal, que sobrevivió al paso del tiempo. Esta catedral es un punto de visita obligatorio en la región, por su significado histórico y cultural.

El Santuario de Nuestra Señora de los Remedios y la escalinata, del siglo XVIII, en la cumbre del Monte de Santo Estevão, son otros de los elementos característicos de Lamego. La escalinata, que se yergue desde el centro de la ciudad hasta lo alto del monte, está repleta de lugares sagrados y rincones sorprendentes. Es, probablemente, el mayor símbolo de devoción en honor a Nuestra Señora de los Remedios. En septiembre, Lamego vive intensamente la celebración de la romería que honra a su patrona. La ciudad se empapa de emociones, acontecimientos culturales y religiosos, desfiles, folclore, fuegos artificiales y bandas de música que llevan la celebración a todas las calles.

Todo el municipio está repleto de iglesias, capillas, picotas, cruceros, aldeas históricas, puentes medievales y una serie de vestigios arqueológicos de la época de los primeros pobladores de estas tierras. Los numerosos visitantes de Lamego encuentran historia, tradición y una fuerte herencia cultural, además de variados programas de ocio al aire libre, gracias a las excelentes condiciones naturales para practicar deportes fluviales como la pesca o los paseos en canoa, en las aguas de los ríos Duero, Varosa y Balsemão.

Mapa

Opiniones

7.2Bueno48 votos

¿Has estado aquí?

¡Evalúa de 1 (Muy malo) a 10 (Excelente)!

Experiencias para tu viaje

Tenemos varias experiencias para una visita única

ver más

Ciudad Online

Escolha o Idioma