Santuario de la Peninha

Sintra

¿Has estado aquí?

¡Evalúa de 1 (Muy malo) a 10 (Excelente)!

Santuario de la Peninha

E.N. 247 Peninha(Serra de Sintra, 2710 Sintra)

Descripción

En este lugar podemos observar rocas que constituyen el Macizo Magmático de Sintra.
Este macizo se generó hace cerca de 80 Millones de años a grandes profundidades, siendo el granito la roca dominante. Además del granito se encuentran también otras rocas como por ejemplo la sienita.
En la Sierra de Sintra es posible observar paisajes en que se destaca amontonado caótico de enormes bloques de roca redondeada, constituyendo lo que se designa por “caos de blocos”.
Estas rocas son esencialmente de composición granítica y sienítica, habiendo sido construidas las edificaciones de la Peninha en lo alto de uno de estos montones de rocas sieníticas.

El Santuario de la Peninha está inserido en un conjunto arquitectónico formado por la antigua ermita de S.Saturnino (fundada por D. Pêro Pais en la época de la formación del reino de Portugal y hoy abandonada) y por el palacete romántico de estilo revivalista, que se asemeja a una fortificación, construido en el año 1918. 
La actual capilla remonta al siglo XVII, habiendo sido fundada por Fray Pedro da Conceição. 
El conjunto de paneles que reviste el interior de la ermita representa escenas de la Vida de la Virgen, y fué ejecutado por diferentes autores.
Los paneles monumentales del cuerpo de la nave han sido atribuidos a Manuel dos Santos.
También de su autoría son los paneles que ladean la puerta principal y el tímpano semi-circular, este último con la representación del Pentecostés. 
La capilla, de 1690, está cubierta por mármoles de diversos colores, que se extienden a las bóvedas de los cuartos con adornos de lujo en el techo. 
El retablo, también de incrustaciones de mármol fino, está atribuido a João Antunes, por ser muy semejante a tantos otros trazados por el arquitecto de D. Pedro II.

Leyenda de la Peninha
 
Se cuenta que en el reinado de D. João III, en la tierra de «Almoínhos-Velhos», había una pastora muda que tenía la costumbre de llevar a sus ovejas a pastar a la cumbre de la sierra.
Cierto dia, una de sus ovejas huyó, dejando a la joven pastoriña desesperada en busca de la tal oveja. Después de largas búsquedas observó a lo lejos una señora que traía con ella su oveja. 
La pastorcilla agradeció mucho de la manera que pudo, pues no conseguía hablar.
La señora, aprovechando la ocasión, pidió a la pastorcilla que le diese un poco de pan. La pastora le explicó, gestualmente, que ese año había sido malo y había mucha hambre. La señora le dió entonces un consejo:

-Cuando llegues a casa llama por tu madre y busca pan.
La pastorcilla intentó explicarle que eso era imposible, pues además de tener la seguridad de no haber pan en su casa, ella no podía llamar a su madre pues era muda. Pero la señora insistió tanto que la pastora decidió hacer lo que ella le dicía.
Al llegar a casa llamó por su madre y su voz se escuchó en toda la casa.
Contó la história a su madre y se apresuró en buscar pan. Y cual fué su espanto cuando las dos encontraron un arca llena de pan que llegó para la aldea entera.
Al día siguiente, como prueba de agradecimiento, toda la aldea subió a la sierra y precisamente en el sitio donde la pastorcilla había encontrado a la señora, estaba ahora una gruta con la imagen de Nuestra Señora.
Ese lugar pasó a ser sagrado y más tarde fué allí construida una capilla, conocida por capilla de Nuestra Señora de la Peninha.

Clasificado no IIP como Inmueble de Interés Público en 1977

entireblogs


Visitar

Dónde Dormir

Dónde Comer

Otras Sugerencias

Comentários

Reservas a los mejores precios
Tags Relacionadas
SantuáriosMonumentoMonumentosserraSintramiradouro