Portugal

Sobre La Región

Situado en el extremo sudoeste del histórico continente europeo, en la Península Ibérica, pleno de belleza, encanto y tradición, está Portugal, un país con tantas cosas para ver, conocer y apreciar.
Marcado por el Mar, y marcando los océanos y descubrimientos del Mundo, Portugal presenta, en el continente, una extensa costa con 1230 km., en el Archipiélago de Azores con 667 km. y en el Archipiélago de Madeira con 250 km. de extensión. Fue en este mar que se vio partir en busca de horizontes lejanos, de fortunas venideras, de largas y épicas poesías y de una amalgama cultural que mostró “nuevos mundos al mundo".
Desde hace mucho tiempo este territorio guarda la marca y memoria de los variados pueblos y civilizaciones, que aquí habitaron y utilizaron desde tiempos prehistóricos: desde tribus celtas, galaicos, lusitanos, y cinetes, a los pueblos fenícios, cartagineses, romanos (que dejaron como herencia el latín, y la consecuente lengua portuguesa), suevos, búrios, visigodos y moros.
Después de la reconquista del territorio a los moros, se forma el condado portucalense en 868: las bases para la nacionalidad portuguesa estaban, entonces, formadas.

Portugal es de los países más antiguos de Europa, de muy antiguas fronteras, convirtiéndose en independente en el siglo XII gracias al primer rey por voluntad propia, D. Afonso Henriques. Considerado un País de pequeñas dimensiones físicas, Portugal alberga en sus límites realidades distintas y únicas, con diferencias considerables en clima, geografia, geologia, cultura, gastronomía, acento…
Un lugar de rincones únicos, con sorpresas en cada esquina, que encanta a quien lo visita, brindando con su típica hospitalidad incluso en las ciudades mayores y más desarrolladas, donde las tradiciones se han mantenido y preservado a lo largo de los años.

Desde el clima frío y húmedo del norte al caliente y seco del sur, del océano sin fin con las típicas aldeas de pescadores costeras a las aldeas serranas escondidas entre las sierras del interior, a las islas paradisíacas de los Archipiélagos de Madeira y Azores… Todo esto y mucho más, por los caminos de Portugal.
Tanta diversidad paisajística, geográfica, agrícola y cultural origina características únicas moldadas en las vivencias de un pueblo hospitalario y de blandas costumbres, que siempre supo recibir en pleno, y encantar con su carisma muy propio. Una gastronomía única, de influencias mediterráneas, oceánicas, serranas e internacionales. En Portugal se encuentra el más fresco marisco, pescado, carne serrana, embutidos, quesos, dulces y postres conventuales, deliciosos frutos secos, fruta fresca con orígenes en los más variados rincones del globo, entre tantos otros productos deliciosos como los fabulosos vinos que han llevado el nombre del País fuera de sus fronteras. Todo conjugando las antiguas enseñanzas con la mezcla de culturas que se siente a lo largo de los ya muchos siglos.

Monumentos fabulosos con lugar en la Historia de Arte Mundial, paisajes físicos y culturales reconocidos como Patrimonio de la Humanidad, la simplicidad de la vida en una aldea perdida con tanto para contar, Parques Naturales y paisajes protegidos, especies de fauna y flora únicas, música muy propia y tan deliciosa como el nacional fado, una tapa aromática siempre a punto en cada esquina, la seguridad de una identidad muy propia, el olor del mar en la gran costa de playas de arena dorada... Hay mucho más para referir de un país sin fin, ahora graciosamente desvelado por Guia da Cidade.

Reservas a los mejores precios