Castillo Templario de Tomar

Tomar

Información

La construcción del Castillo de Tomar se inició en 1160, de la mano de los templarios, para formar parte de una línea de defensa contra los ataques de los musulmanes. Este objetivo sería probado en 1190, con una irrupción del emir de Marruecos, en la que Tomar resistió al cerco sufriendo numerosas bajas, por lo que una de las puertas del castillo pasó a llamarse Puerta del Sangre.

Con la extinción de la orden en el año 1312, el rey D. Dinis entregó Tomar a la Orden del Cristo, donde sería gobernador el Infante D. Henrique, que residió en ese castillo. A partir de 1495, durante el reinado de D. Manuel I, se llevaron a cabo diversas obras dentro del recinto del castillo, como la ampliación del Convento de Cristo y los Palacios de la Reina, creando uno de los más bellos conjuntos arquitectónicos portugueses, en una fusión de diversos estilos arquitectónicos.

Clasificado como Monumento Nacional y Patrimonio de la Humanidad, se encuentra en buen estado gracias a las diversas obras de conservación y restauración, especialmente en la Charola, una de las más bellas obras construidas por los templarios y supuestamente inspirada en el Templo de Jerusalén.

Mapa

Opiniones

6.1Normal23 votos

¿Has estado aquí?

¡Evalúa de 1 (Muy malo) a 10 (Excelente)!

Experiencias para tu viaje

Tenemos varias experiencias para una visita única

ver más

Ciudad Online

Escolha o Idioma