Bombarral

Bombarral es una tranquila aldea portuguesa, marcadamente agrícola, sede de ayuntamiento, situada en la región centro del país, en un área de tierras muy fértiles y donde se produce un conocido vino y abundan las frutas.
La ocupación humana de estos parajes se remonta a tiempos muy antiguos, con diversos vestigios prehistóricos, como los Castros de São Mamede y Carvalhal (fortificación neolítica de la Columbeira) o las grutas Nova, da Lapa do Suão y de Pulga.

El rey D. Afonso Henriques habría donado en 1153 las tierras de Bombarral a los monjes de la Orden de S. Bernardo, hecho que influyó en toda la historia de la región, debido al excelente aprovechamiento agrícola que los monjes iniciaron. Ya en el siglo XIV, Bombarral era una granja perteneciente al inmenso Monasterio de Alcobaça, ejerciendo los monjes de Cister una gran influencia agrícola.

En 1808, se hizo historia en Bombarral con la lucha por la independencia de la Batalla de la Roliça, en la que el ejército anglo-luso, comandado por el General Wellesley, futuro Duque de Wellington, salió vencedor.
Esta localidad agrícola goza de un bonito patrimonio arquitectónico, destacando la moderna iglesia matriz o iglesia parroquial del Santísimo Salvador del Mundo, que data de 1953, la ermita de São Brás o la capilla de la Madre Dios del siglo XVI.

En esta región existen diversas casas señoriales y pequeños palacetes de los grandes productores agrícolas y personas influyentes de la villa, como por ejemplo el Antiguo Palacio de los Henriques (hoy en día, edificio del ayuntamiento), el Palacio Grojão del siglo XVI (donde actualmente funciona el puesto de turismo y el Museo Municipal), el Solar dos Louridos o el Solar dos Mellos.

Otro importante monumento de la villa es la Estación de Caminhos de Ferro, que durante muchos años fue un importante punto de desarrollo local, desde el que se transportaban los productos agrícolas. Esta estación acoge conjuntos de azulejos de la década de 1930, que recogen escenas rurales, sobre todo de la vitivinicultura, actividad fundamental en Bombarral. El bosque y el jardín municipal permiten agradables paseos entre la naturaleza, recordando la época en la que se instalaba aquí la Corte, desde el siglo XV, aprovechando las buenas condiciones y el aire fresco de la Coutada Real, hoy adaptada a otros estilos de vida.  

Reservas a los mejores precios
N 39º 16' 3,29'' , W 9º 9' 30,67''

Login oGuia

Acesso a conteúdos exclusivos, opiniões, partilhar eventos, fotos, criação de guias....

Comentários